RFC y homoclave no son lo iguales

Cuando una persona cumple la mayoría de edad debe obtener uno de los requisitos más importantes por el resto de su vida: el Registro Federal de Contribuyentes, o mejor conocido como RFC.

RFC y homoclave no son lo iguales

Esta RFC se trata de una clave que se les otorga a las personas después de los 18 años, conformada por los datos de información básicos, y que permiten diferenciarse uno de los otros.

¿Cómo está conformada el RFC?

El RFC, como se menciona anteriormente, está conformado por lo datos esenciales de cada uno de los ciudadanos: nombres, apellidos, fecha de nacimiento, y dos dígitos asignados por el sistema.

Estos datos tienen un orden preciso, el cual se explica a continuación:

Primeros dos dígitos:

Se colocan las dos primeras letras del apellido paterno

Tercer dígito:

La primera letra del apellido materno

Cuarto dígito:

Primera letra del nombre

Quinto y sexto dígito:

Año de nacimiento

Séptimo y octavo dígito:

Mes de nacimiento

Noveno y décimo dígito:

Día de nacimiento

Tres últimos dígitos:

La homoclave dispuesta de dos números y una letra.

¿Qué es la homoclave?

Como se menciona anteriormente, la homoclave forma parte del RFC, sin embargo, no son los mismo, ya que la primera es tan solo uno de los elementos por lo que está conformado la clave ante el SAT.

La homoclave son los tres últimos dígitos que posee este documento, y son asignados por el sistema del SAT. A cada ciudadano le anexa dos números y una letra al azar.

A pesar de que estos dígitos son al azar, tienen una de las funciones más importantes de todo el RFC, puesto que sirve para evitar la duplicación de este documento.

De la misma forma, la homoclave del RFC funciona como el registro que se contabiliza en la base de datos del SAT para poder controlar quién está inscrito, o no, como contribuyente en el sistema.

¿El registro lo tiene el RFC o la homoclave?

Aunque ciertamente uno forma parte del otro, específicamente, el registro no se tiene por el RFC, debido a que sería mucho más complicado controlar a las personas por 13 dígitos que por 3.

Por lo tanto, aunque el RFC se utiliza completo (nunca se separa de la homoclave), ante la base de datos del sistema, los dígitos que registran y contabilizan los contribuyentes es la homoclave.

Con estos datos, el SAT tiene un control mucho más minucioso de todas las erogaciones de los ciudadanos, además de ser más sencillo ubicarlos en la base de datos.

Reimpresión de RFC con obligaciones fiscales

Reimpresión de RFC con obligaciones fiscales

No todas las personas que quieren conseguir su Registro Federal de Contribuyentes están obligadas a pagar impuestos. Así es, algunos ciudadanos desean cumplir con esta obligación, por el simple hecho de tener en sus manos un documento con validez oficial que sirva para identificarlos ante instancias gubernamentales y privadas.

En los siguientes párrafos, nos daremos a la tarea de explicarte la manera en la que puedes llevar a cabo la reimpresión de RFC con obligaciones fiscales.

Cuando una persona toma la decisión de inscribirse ante el SAT debe ponerse en contacto con las autoridades fiscales de la entidad federativa en donde vive, para que estos puedan generar su clave de contribuyente.

Hoy día la forma más rápida de hacerlo es por medio de Internet, entrando al portal de este organismo e iniciando el procedimiento de preinscripción. Tal y como su nombre lo indica este proceso sirve para enviar todos los datos personales al gobierno y que estos utilizando su algoritmo, sean capaces de crear una nueva homoclave.

Con el objetivo de que no tengas problemas para saber dónde se encuentra el link que te permitirá inscribirte en el RFC te lo dejamos acá: https://www.sat.gob.mx/aplicacion/operacion/24452/realiza-tu-preinscripcion-en-el-rfc-como-persona-fisica

En esa primera pantalla, el sistema te da la oportunidad de colocar tu Clave Única de Registro de Población. Si lo haces, Varios de los campos de ese sector se llenarán de forma automática.

Lo siguiente será colocar el código de verificación que aparece al final. Hay personas a las que les cuesta trabajo ver con claridad el tipo de números y letras que se utilizan en los captchas, aunque esto puede arreglarse dando un clic en el icono de “refrescar”. Esto provocará que de inmediato aparezca una nueva secuencia.

Revisa con atención los demás campos que se te pide ingresar. Cuando llegues al momento de colocar la dirección en donde deseas recibir los avisos y notificaciones del SAT, o sea, tu domicilio fiscal es muy importante que pongas entre qué calles se encuentra, pues de ese modo será mucho más sencillo de localizar en caso de ser necesario.

Luego la aplicación te preguntará cuáles son tus ingresos. Es en este punto en donde podemos hablar de las obligaciones fiscales. Nunca olvides que desde el momento en el que empiezas a trabajar de manera lícita, el gobierno te obliga a pagar cierta cantidad de impuestos.

Sin embargo, el concepto de “obligaciones fiscales” se utiliza más para aquellos ciudadanos que están forzados a realizar declaraciones periódicas o a emitir algún tipo de comprobante fiscal.

Estos documentos los otorgan quienes trabajan por honorarios, ya que es un requisito que les solicitan sus empleadores.

Lo importante de todo esto es que cuando hagas una reimpresión RFC, podrás estar seguro de que esa constancia siempre contará con tu información personalizada.

De igual forma, es muy importante que mantengas actualizada tu situación fiscal, pues puede ser que la cantidad de impuestos que estás pagando se modifique, cuando recibas un mayor ingreso.

En la página anteriormente mencionada podrás encontrar guías y aplicaciones que te serán de utilidad cuando desarrolles cada una de estas tareas.

Solicitud de inscripción en el RFC de personas físicas

Solicitud de inscripción en el RFC de personas físicas

La solicitud de Inscripción en el Registro Federal Contribuyentes, el cual se conoce como RFC, es importante para las personas que se encuentren en México y sean activas económicamente.

Por lo tanto aquí se dejará unos pasos para poder solicitar las personas físicas el RFC.

Primero se debe saber que las personas a partir de los 18 años son las que deberán sacarse el RFC. Para sacarlo se puede ingresar en la página oficial del SAT o acudir a una de sus oficinas mediante una cita previa en el portal del SAT, por SAT móvil o la página web GOB.MX. También se podrá asistir a una de las oficinas federativas en el caso que se quiere requerir tributar en el régimen de incorporación fiscal.

Los documentos que se obtienen son la solicitud de inscripción en el RFC, documento único de inscripción en el RFC donde contiene la cédula de identificación fiscal y el código QR, el documento de preinscripción en el RFC y el documento de solicitud de inscripción o actualización fallida del trámite donde  contiene el motivo por el cual no se pudo completar la solicitud.

Para solicitar el trámite se deberá tener los siguientes requisitos:

Para el portal del SAT

  • No se necesita ningún documento o papel para ingresar

Para las oficinas SAT y entidades federativas

  • Se necesita tener el CURP o cédula de identidad en caso de que no cuenten con CURP en caso de ser menor de edad. También podrá servir la carta de naturalización certificada o legalizada y un documento migratorio vigente en caso de ser extranjero.
  • Comprobante de domicilio fiscal.
  • Poder notariado para actos administrativos, dominios o especiales si es el caso de representación legal o una carta de poder que esté firmada por dos testigos y este ratificada por las autoridades fiscales.
  • Identificación fiscal vigente del contribuyente o representante fiscal
  • Acuse de preinscripción en el RFC si se inició sesión en el portal web.

Hay otros requisitos adicionales para las personas que se encuentren en los siguientes casos:

  • Menores de edad.
  • Personas con incapacidad que esté judicialmente declarada.
  • Residentes en el extranjero así estén o no establecidos permanentemente en México.
  • Personas físicas que realicen exportaciones de servicios de convenciones y exposiciones.

En la página web oficial del SAT hay disponibilidad las 24 horas del día y el acuse de recepción del trámite es inmediato.

¿Cómo sacar el RFC en el SAT?

¿Cómo sacar el RFC en el SAT?

El Registro federal de contribuyentes es un requisito indispensable para realizar varios trámites en México. Por eso si no lo has tramitado aún deberás sacarlo cuanto antes para que no presentes problemas luego.

Si no sabes cómo sacar el RFC en el SAT aquí te diremos cómo lo puedes hacer sin ningún problema.

El trámite se podrá realizar en la página web del SAT o en una oficina autorizada del SAT mediante una cita previa. Si decides sacarlo por una oficina del SAT deberás llevar los siguientes documentos.

  • Solicitud de inscripción en el RFC.
  • El documento de inscripción que contiene la cédula de identificación fiscal y el código QR.
  • La preinscripción en el RFC.
  • La presentación del comprobante de la solicitud o actualización inconclusa que por algún motivo no pudo completarse exitosamente el trámite.

En el caso de que no sepas que requisitos debes tener para tramitar el RFC toma nota de los siguientes:

  • Para tramitarlo directamente por la página web del SAT, solo deberá ingresar al portal y seguir los pasos que se te irán indicando. Hay que tomar en cuenta que este paso solo es un paso previo pata empezar a tramitar el RFC, ya que para culminar con el proceso se deberá acudir directamente a una oficina del SAT.
  • Una vez que se hayan hecho los primeros pasos en la página web, se deberá acudir a las oficinas con los siguientes documentos:
  1. Tener una Clave Única de Registro de Población (CURP).
  2. Cédula de identidad que sea emitida por la secretaría de gobernación a través del Registro Nacional de Población, esto es caso de ser menor de edad.
  3. Una carta de naturalización original certificada y legalizada por la entidad competente.
  4. Tener el documento migratorio vigente, en caso de ser extranjero. Esta tiene que ser original y certificada.
  5. Llevar también un documento de domicilio fiscal. El poder notarial para actos de dominio, administración o especiales, en caso de representación legal o una carta de poder legal, deberá tener la firma dos testigos y ratificada por el organismo competente.
  6. Una identificación oficial vigente del contribuyente o persona legal.
  7. Preinscripción en el RFC en caso de que se haya iniciado el proceso por la página web del SAT.

En caso de sacar el RFC personalmente en las oficinas autorizadas del SAT, es un proceso sencillo que apenas tomará 40 minutos realizarlo.

Una vez que ya estés inscrito , en cualquier momento puedes imprimir tu RFC sin ningún costo, ya no tienes que preocuparte por extraviarlo.

Trámites de RFC: Información importante

Trámites de RFC: Información importante

La cédula de Identificación Fiscal es un documento importante para todo habitante de México que sea contribuyente. Es expedido por el SAT como constancia de que un contribuyente ya ha dado de alta el Registro de Identificación Fiscal. El RFC es uno de los documentos más importantes porque se utiliza para trámites fiscales y es una obligación tenerlo y mantenerlo vigente.

Se puede imprimir de una manera sencilla siguiendo los siguientes pasos:

  • Se debe ingresar la página oficial del SAT y dale clic a la opción trámites. Luego aparecerá un menú del lado izquierdo de la página y se deberá presionar la opción de RFC.
  • Posteriormente aparecerá un menú del cual se tiene que presionar la pestaña de Servicios.
  • Automáticamente aparecerá dentro de las opciones Cédula de Identificación Fiscal. Se debe presionar esa opción y llenar los campos que se requieren. Es importante que se coloque el RFC y la contraseña, ya que es la única manera de que el SAT pueda identificarlo.
  • Una vez que se rellene los campos con la información, se le dará clic al botón que dice imprimir o la opción que dice descargar. Si se elige la primera opción se generará un documento PDF y si se elige la segunda se deberá generar un archivo JPG.
  • Es importante recordar que la Cédula de Identificación Fiscal debe imprimirse en hojas de papel bond, tamaño carta y en blanco y negro. Todos los formatos que existían a color ya se encuentran obsoletos.

Para las personas que aún no están familiarizadas con el RFC es importante que conozcan qué es para que puedan sacarlo cuando llegue el momento. El Registro federal de contribuyentes es una clave que se le otorga a una persona cuando esta se encuentra generando dinero y tiene que pagar impuestos. Esta clave se le asignan a las personas físicas o morales.

El SAT utiliza el RFC para llevar un mejor manejo de las personas que están registradas y se encuentran activas económicamente para de esta manera facilitar el pago de los impuestos.

Una persona Física es aquella que paga sus impuestos mediante algún régimen fiscal. Por ejemplo: sueldos y salarios, arrendamiento, dividendos, actividad empresarial, etc. Mientras que una persona moral está constituida por una empresa para una actividad comercial.

Por eso es obligatorio que las personas que generen dinero paguen impuestos al estado para contribuir al gasto público y generar servicios que contribuyen al bien de la nación.

SAT tramite RFC

SAT tramite RFC

SAT tramite RFC se refiere a la manera en la que millones de mexicanos se han dado de alta ante el fisco. Desde luego, se trata de una forma veloz y efectiva ya que para ello se utilizan herramientas informáticas.

En otras palabras, la forma en la que ahora los contribuyentes se ponen en contacto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para obtener el RFC es haciéndolo a través de Internet.

A lo largo de esta entrada, explicaremos la forma más adecuada en la que tú puedes registrar el RFC por primera vez.

La división básica que se tiene en cuanto a los contribuyentes que hacen sus aportaciones periódicamente al Servicio de Administración Tributaria se pueden dividir en Personas Físicas y Personas Morales. El primer grupo se puede acomodar en aquellos individuos que reciben un salario por las actividades que llevan a cabo diariamente.

Sin embargo, en este espacio, también se debe añadir a esas personas que han decidido emprender un negocio por su cuenta, para poder salir adelante en un mundo cada vez más competitivo.

Ahora bien, en lo que respecta a las Personas Morales, podemos englobarlas en entidades u organizaciones privadas que prestan servicios a los ciudadanos.

Te recordamos que, si quieres llevar a cabo la solicitud del RFC por internet, tendrás que hacerlo sin la intervención de ningún amigo o familiar, pues este trámite se considera individual e intransferible.

Desde luego, hay veces en las que el interesado no pueda acudir a recoger su documentación, ya sea porque recientemente fue operado o por qué se encuentra imposibilitado para dejar su hogar.

En tal caso, la mejor decisión será la de contactar a un notario y pedirle que elabore un poder en donde se nombre a la persona que acudirá al módulo de atención del SAT, para recoger la Cédula de Identificación Fiscal correspondiente.

Por otra parte, si ya eres de los cientos de personas que ya tienen a la mano su constancia de CURP, puedes utilizarla para agilizar el trámite de preinscripción dentro de la página oficial del Servicio de Administración Tributaria.

Algo que no hemos tenido la posibilidad de comentar y que desde mi punto de vista es sumamente interesante es que, si por algún motivo no cuentas con Internet en tu domicilio, sitio de trabajo o en algún lugar público cercano a tu hogar, puedes llamar al teléfono del SAT para preguntar en donde se ubica la sala de Internet que te corresponde.

Únicamente debes considerar que, si planeas visitar estos establecimientos, habría que agendar una cita. El horario en el que se tiende a la población en general es de lunes a jueves de 8:30 a.m. a 4:00 p.m. (Menos los días festivos).

En el caso de los viernes, la hora en el que los salones de Internet gratuito comienzan a dar servicio es exactamente la misma que la mencionada en el párrafo anterior. Sin embargo, conviene hacer la aclaración de que ese día, los operarios desactivan el servicio una hora antes, o sea a las 3:00 p.m.

Imprimir RFC desde el SAT con CURP

Estuve buscando en Internet una guía que me dijera como imprimir RFC desde el SAT con CURP. No obstante, no poder encontrar ninguna que cumpliera con mis requerimientos. Fue por eso que decidí reservar una cita en el SAT y preguntarle a la persona que me atendió, cuáles eran los pasos para poder realizarlo sin tener que dejar mi lugar de trabajo o mi hogar.

El muy amablemente me compartió una serie de instrucciones muy fáciles de seguir, mismas que deseo plasmar en el artículo del día de hoy, pues de esa manera cada vez más personas podrán saber la forma de imprimir RFC.

No todas las Cédulas de Identificación Fiscal que se entregan en el SAT son iguales. Por ejemplo, las que corresponden a las Personas Morales tienen datos que están intrínsecamente relacionados con la creación de la empresa y por tanto en su CIF no se incluye ningún dato personal de los socios.

Sin embargo, tampoco podemos hablar de Cédulas idénticas en el caso de las Personas Físicas, pues no en todas las constancias aparece la Clave Única de Registro de Población. Esto se debe a que no todos los ciudadanos se registran de la misma forma en el Servicio de Administración Tributaria.

Hay quienes optan por meter su información en la sección del portal “Preinscripción”. Con este método, los individuos introducen cada uno de sus datos personales de manera manual. Es un proceso lento pero muy efectivo, según afirman quienes ya lo han probado.

Cuando ellos terminan de responder cada una de las casillas del formulario para convertirse en Personas Físicas, envían sus datos directamente al SAT, para que éste les genere su RFC con homoclave.

Luego tienen que esperar al menos 10 días, a recibir la respuesta por medio de correo electrónico, en la que les otorgan su número de folio, para que puedan recoger sus documentos.

En este caso, los interesados pueden acudir sin previa cita o bien agendar una por teléfono o por Internet.

Por otro lado, solamente los trabajadores asalariados son los únicos que pueden inscribirse al RFC utilizando su constancia de CURP, pues ellos no tienen la obligación de llevar a cabo sus declaraciones anuales.

Como sabes, en el caso de estos trabajadores, la persona encargada de sufragar los impuestos en tiempo y forma es quien los contrata.

Todas las personas y empresas pagan impuestos dependiendo de la cantidad de ingresos que reciban. Dicho de otra manera, entre mayores sean tus ganancias, mayor será el porcentaje que le tendrás que devolver al fisco.

Una de las ventajas de adherirse al RFC por Internet con la CURP es que una sección completa del formulario se llena de manera automatizada, pues como sabes este documento creado por el Registro Nacional de Población incluye el nombre completo, fecha de nacimiento, lugar de nacimiento y otros datos relevantes de los ciudadanos.

Si quieres obtener tu RFC con la constancia del RENAPO, sólo debes elegir la opción “Inscripción con CURP” en el apartado de trámites de la página oficial del SAT.

Cosas que puedes hacer teniendo RFC

El Registro Federal de Contribuyentes, mejor conocido como RFC es un documento que se obtiene por medio del SAT (Servicio De Administración Tributaria), en México.

Este documento es básicamente una clave conformada por letras y números, por lo tanto, es un código alfanumérico, muy similar al CURP que se utiliza para la declaración de impuestos.

Cosas que puedes hacer teniendo RFC

En otras palabras, el RFC actúa como la representación de un habitante en la base de datos del Registro Federal de Contribuyentes, es decir, como el comprobante de la inscripción.

¿Cómo está conformado el RFC?

El RFC es un documento, como se menciona anteriormente, muy similar al CURP, puesto que está conformado por una serie de dígitos alfanuméricos que lo arman en un orden preciso.

Los datos que se utilizan para formar los 13 caracteres del RFC son básicamente los de la CURP, es decir, los nombres y apellidos, y el día, mes y año de nacimiento.

La similitud que tiene el sistema del RFC con la CURP son los dígitos que conforman una homoclave, esto no es más que dos caracteres que cumplen una doble función ante el Servicio de Administración Tributaria.

La primera función es evitar que la clave sea duplicada, y, por lo tanto, pueda afectar el registro ante el SAT. La segunda se trata del control que obtiene esta base de datos de todos los ciudadanos inscritos en el sistema.

¿Para qué sirve el RFC?

Como su nombre lo indica, el RFC sirve para que el Servicio de Administración Tributaria pueda tener un control de todos los contribuyentes y sus declaraciones de impuestos.

El Registro Federal de Contribuyentes o RFC funciona como una carta de presentación ante muchas empresas o socios, cuando se busca obtener un empleo por primera vez, o asociarse con alguien.

De la misma forma, el RFC actualmente está teniendo una gran participación en los requisitos básicos para el trámite de muchos procesos que se relacionan con los entes gubernamentales o personales.

Un ejemplo de los procesos donde se requiere el RFC son la apertura de cuentas bancarias, acceder a la seguridad social dentro del país, e incluso, hasta vender alguna propiedad o inmueble.

¿Cómo se obtiene el RFC?

Obtener la clave del RFC es realmente sencillo, ya que se puede descargar accediendo a la página oficial del SAT, allí se encuentran los pasos para obtenerlo, con solo tener a la mano el CURP.